American Staffordshire Terrier

(Historia de la raza)

 

Historia sobre la raza

 

Raza molosoide de origen en el condado de Stafford (StaffordShire = Condado de Stafford). Sus primeros indicios apuntan a Inglaterra

Desciende de las razas Old English Bulldog y English Bull Terrier. Esta raza llega a los Estados Unidos en el siglo XIX, donde se terminó de perfeccionar. Entre los cambios más significativos está la selección para cruzar a los ejemplares más grandes, aumentando así la altura de la cruz.[1] A principios del siglo XX, comienza a ganar popularidad en el país norteamericano.

Aspecto general

 

Debe dar la impresión de gran fuerza debido a su tamaño y musculatura desarrollada, la cabeza debe ser ancha en la frente y descender hasta dos terceras partes al llegar al hocico con una configuración de "cuchara" y una mordida de "tijera". Las patas deben ser separadas y nunca juntarse cuando el animal camina, pero siempre en relación a la anchura de los hombros que debe corresponder a la misma longitud que la que se mide en la octava costilla. Así mismo, las patas no deben ser demasiado alargadas, y el animal no debe dar la impresión de tener una figura de gran velocidad. El pecho ancho para dar posibilidad al desarrollo pectoral del animal. La cola debe ser corta e insertarse arriba en la cadera. No debe existir angulación en las patas delanteras y ser mínima en las posteriores.

American Staffordshire Terrier.

Tiene una gran semejanza al American Pitbull Terrier, aunque no deben confundirse. Al ser parientes cercanos que se han terminado por diferenciar hace poco, las diferencias principales radican en que los Amstaff no deben tener ojos claros, ni la nariz , características que si están permitidas para el Pit Bull.

Estándar

Esperanza de vida: 10-12 años

Coloración general: Cualquier color, único, parcial o con manchas es permisible , pero no debe estimularse más del 80% en blanco, negro, canela o hígado.

Cabeza: De longitud mediana, cráneo ancho y de mejillas pronunciadas. La depresión naso-frontal (stop) debe estar bien marcada.

Región facial:

  • Nariz : Es claramente negra. Cualquier indicio mínimo de despigmentación es considerado una falta
  • Hocico : De longitud mediana, redondeado en la parte superior. Desciende en una brusca inclinación por debajo de los ojos.
  • Labios : Están unidos por los bordes y no son flojos.
  • Mandíbulas / Dientes: Están bien definidas. La mandíbula inferior debe ser poderosa, de manera que pueda asir con fuerza. Los incisivos superiores están en contacto estrecho con la cara anterior de los incisivos inferiores.
  • Mejillas: Los músculos de las mejillas son bien prominentes.
  • Ojos: Son redondos, de color oscuro. Están bien hundidos en las órbitas y bien separados. No debe haber despigmentación en los párpados.
  • Orejas: Implantadas altas, pueden ser o no recortadas. Son preferibles las orejas no recortadas, que deben ser cortas, llevadas en forma de rosa o semi-erguidas. Se penalizará las orejas completamente colgantes.
  • Tamaño: Debe existir una correlación proporcionada entre el tamaño y el peso. La altura desde el suelo hasta la cruz (entre el omóplato y la columna vertebral) debe ser de entre 46-50 cm. en machos, y en hembras entre 44-48 cm., con un peso de entre 25-35 kg. y 20-30 respectivamente.

    Cuello: Pesado, ligeramente arqueado. Disminuye gradualmente desde los hombros hasta la inserción en la cabeza. Es de longitud mediana, sin papada. La piel no debe estar arrugada.

    Cuerpo:

  • Línea superior: La espalda es bastante corta. Existe un ligero declive desde la cruz hasta la grupa, la cual luego se inclina levemente hasta el nacimiento de la cola.
  • Lomo: Algo levantado.
  • Pecho: Bien profundo y amplio. Las costillas son bien ceñidas y profundas, juntas y bien desarrolladas hacia atrás.
  • Cola: Es corta, en comparación con el tamaño del perro. De implantación baja, disminuye gradualmente hasta terminar en una punta fina. No se presenta ni enroscada, ni llevada por encima de la espalda y nunca demasiado gorda. Tampoco debe ser amputada.

    Extremidades: La marcha del animal debe ser flexible pero sin balanceo.

  • Miembros anteriores: Deben ser rectos y de huesos fuertes. Con buena separación como para permitir un buen desarrollo del tórax.
  • Hombros': Fuertes y musculosos. Los omóplatos son anchos y oblicuos.
  • Metacarpos: Aplomados
  • Miembros posteriores: Son bien musculosos. No presentan curvatura, ni hacia adentro ni afuera.
  • Corvejones: En posición baja y no deben desviarse ni hacia adentro, ni hacia afuera.
  • Pies: De tamaño mediano, bien arqueados y compactos.
  • Movimiento: Es elástico, sin balanceo ni ambladura.

  • Mejillas: Los músculos de las mejillas son bien prominentes.
  • Ojos: Son redondos, de color oscuro. Están bien hundidos en las órbitas y bien separados. No debe haber despigmentación en los párpados.
  • Orejas: Implantadas altas, pueden ser o no recortadas. Son preferibles las orejas no recortadas, que deben ser cortas, llevadas en forma de rosa o semi-erguidas. Se penalizará las orejas completamente colgantes

    Tamaño: Debe existir una correlación proporcionada entre el tamaño y el peso. La altura desde el suelo hasta la cruz (entre el omóplato y la columna vertebral) debe ser de entre 46-50 cm. en machos, y en hembras entre 44-48 cm., con un peso de entre 25-35 kg. y 20-30 respectivamente.

    Cuello: Pesado, ligeramente arqueado. Disminuye gradualmente desde los hombros hasta la inserción en la cabeza. Es de longitud mediana, sin papada. La piel no debe estar arrugada.

    Cuerpo:

  • Línea superior: La espalda es bastante corta. Existe un ligero declive desde la cruz hasta la grupa, la cual luego se inclina levemente hasta el nacimiento de la cola.
  • Lomo: Algo levantado.
  • Pecho: Bien profundo y amplio. Las costillas son bien ceñidas y profundas, juntas y bien desarrolladas hacia atrás.
  • Cola: Es corta, en comparación con el tamaño del perro. De implantación baja, disminuye gradualmente hasta terminar en una punta fina. No se presenta ni enroscada, ni llevada por encima de la espalda y nunca demasiado gorda. Tampoco debe ser amputada.

    Extremidades: La marcha del animal debe ser flexible pero sin balanceo.

  • Miembros anteriores: Deben ser rectos y de huesos fuertes. Con buena separación como para permitir un buen desarrollo del tórax.
  • Hombros': Fuertes y musculosos. Los omóplatos son anchos y oblicuos.
  • Metacarpos: Aplomados
  • Miembros posteriores: Son bien musculosos. No presentan curvatura, ni hacia adentro ni afuera.
  • Corvejones: En posición baja y no deben desviarse ni hacia adentro, ni hacia afuera.
  • Pies: De tamaño mediano, bien arqueados y compactos.
  • Movimiento: Es elástico, sin balanceo ni ambladura.

    Pelaje:

  • Pelo: Es corto, apretado, duro al tacto y lustroso.
  • Color: Todos los colores son permitidos, pero el pelaje con más de 80% de color blanco, el pelaje negro y fuego y el hígado no deben ser valorizados. Aunque la mayoría de los american staffordshire terrier son de colores mezclados : blanco y negro , hígado y blanco .. etc.
  • FALTAS: Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar. Entre las más comunes se encuentran la despigmentación de la trufa en forma de manchitas blancas, o la trufa dudley (de color carne o rosado). Ojos claros o rosados. Falta de pigmentación en los párpados. Cola demasiado larga o que está llevada de manera inadecuada. Mordedura demasiado adelantada o atrasada (prognatismo).

    Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado. Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

    Carácter y temperamento

     

    Es una raza que por naturaleza es sociable y disfrutan de la compañía humana. Son protectores, especialmente de niños pero no constituyen una amenaza para los niños de un hogar, sabrá distinguir su límite al jugar con ellos. Al no ser una raza que ladre innecesariamente, son también apreciados como guardianes. Es posible que estos perros convivan tranquilamente con otros animales si su presentación se hace con tacto y a temprana edad, llegando incluso a mostrarse amigables y protectores con otras mascotas.

    Sin embargo, un american stafforshire terrier no rechazará el desafío de otro perro, y de sentirse amenazado, ya sea por un individuo u otro animal, no dudará en responder.

    Es un raza que se adapta fácilmente a todo tipo de ambientes, tanto urbanos como rurales. En las granjas son capaces de mantener ordenado al ganado, y por su naturaleza de terrier, controlarán la población de alimañas.


 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Residencia Canina Como en tu Casa - Soria +34654941838 y +34656541876 -- Nacional 234 (dirección Soria/Calatayud) km 342, Ontalvilla de Valcorba, Soria -- residenciacaninacomoentucasa@gmail.com - 2016 Ana Molina Poza

Llamar

E-mail